• Miguel Sabriá

ISBN: 978-84-96283-22-4

Guía para la prevención de la legionelosis

por: Miguel Sabriá

Comprar eBook en casadellibro.com 6,05 €.  Se dan a conocer aspectos básicos de la legionelosis, el ámbito normativo vigente para la prevención y control de esta enfermedad y las bases para la elaboración de planes  de autocontrol en las instalaciones de riesgo.

17,50 

Cantidad:
Libro de Miguel Sabriá
Descripción

En los últimos 5 años uno de los problemas de salud ambiental más preocupantes ha sido el de la legionelosis. La infección por Legionella se ha asociado a la presencia de este microorganismo en el agua de distintos reservorios. Su presencia en ellos no necesariamente implica riesgo para la población pero sí la necesidad de su control, en el sentido de evitar su amplificación a inóculos potencialmente peligrosos.

El conocimiento del riesgo que cada reservorio posee y su actuación sobre el mismo, en base a la reglamentación vigente o con medidas adicionales, es fundamental. Sólo de esta manera se evitará la aparición de brotes y de casos aislados de la enfermedad. Asimismo, se evitarán las consecuencias mediáticas e implicaciones legales correspondientes para los responsables de las instalaciones de riesgo.

En un intento para controlar esta problemática emergente se han generado en los últimos años distintos documentos que establecen medidas de diseño y control de las instalaciones y vigilancia epidemiológica de los brotes. El Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se  establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis (BOE núm. 171 del 18 de julio) es el último de ellos y constituye la normativa base de vigencia en todo el estado español.

Minimizar la legionelosis requiere de un esfuerzo común por parte de investigadores –que deben ahondar en el mejor conocimiento de esta entidad-, de los legisladores  –que en base a los conocimientos científicos deben ajustar las normativas– y de los responsables de instalaciones de riesgo  –que deben, en último término, cumplir las leyes o las recomendaciones vigentes-. Sin el concurso de estos tres eslabones minimizar y, en su momento erradicar la legionelosis, es tarea imposible.

En esta guía se dan a conocer aspectos básicos de la enfermedad del legionario, el ámbito normativo vigente para la prevención y control de la legionelosis, y las bases para la elaboración de planes
de autocontrol en las instalaciones de riesgo. Se proponen asimismo esquemas sobre programas de mantenimiento, y se señalan los principales métodos de desinfección y la interpretación de los datos del laboratorio.

Las recomendaciones señaladas en esta guía están basadas fundamentalmente en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, y su seguimiento garantiza el cumplimiento de las líneas directrices contempladas en el mismo.

Sobre el Autor

En los últimos 5 años uno de los problemas de salud ambiental más preocupantes ha sido el de la legionelosis. La infección por Legionella se ha asociado a la presencia de este microorganismo en el agua de distintos reservorios. Su presencia en ellos no necesariamente implica riesgo para la población pero sí la necesidad de su control, en el sentido de evitar su amplificación a inóculos potencialmente peligrosos.

El conocimiento del riesgo que cada reservorio posee y su actuación sobre el mismo, en base a la reglamentación vigente o con medidas adicionales, es fundamental. Sólo de esta manera se evitará la aparición de brotes y de casos aislados de la enfermedad. Asimismo, se evitarán las consecuencias mediáticas e implicaciones legales correspondientes para los responsables de las instalaciones de riesgo.

En un intento para controlar esta problemática emergente se han generado en los últimos años distintos documentos que establecen medidas de diseño y control de las instalaciones y vigilancia epidemiológica de los brotes. El Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se  establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis (BOE núm. 171 del 18 de julio) es el último de ellos y constituye la normativa base de vigencia en todo el estado español.

Minimizar la legionelosis requiere de un esfuerzo común por parte de investigadores –que deben ahondar en el mejor conocimiento de esta entidad-, de los legisladores  –que en base a los conocimientos científicos deben ajustar las normativas– y de los responsables de instalaciones de riesgo  –que deben, en último término, cumplir las leyes o las recomendaciones vigentes-. Sin el concurso de estos tres eslabones minimizar y, en su momento erradicar la legionelosis, es tarea imposible.

En esta guía se dan a conocer aspectos básicos de la enfermedad del legionario, el ámbito normativo vigente para la prevención y control de la legionelosis, y las bases para la elaboración de planes
de autocontrol en las instalaciones de riesgo. Se proponen asimismo esquemas sobre programas de mantenimiento, y se señalan los principales métodos de desinfección y la interpretación de los datos del laboratorio.

Las recomendaciones señaladas en esta guía están basadas fundamentalmente en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, y su seguimiento garantiza el cumplimiento de las líneas directrices contempladas en el mismo.

“Guía para la prevención de la legionelosis”

No hay valoraciones aún.